Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2018

¿Cómo avergonzarme de ellos?

Estoy en segundo de bachillerato, el último curso de instituto, 16 años, justo la edad en la que la mayoría empieza a salir hasta tarde y prefiere estar con sus amigos que con su familia.
Los recuerdos que hace la gente de mi edad tiene que ver con amigos y fiestas, y cuando me preguntan se entristecen al escuchar que paso las vacaciones con mis padres y mi hermana. Siempre preguntan que si no he salido de noche o hecho alguna locura y la respuesta siempre es la misma.
Pero ¿Sabes qué? No los cambiaría por nada, son tres personas con las que sé que puedo contar siempre y que me quieren ver teniendo éxito, y los quiero como a nadie No cambiaría por nada todas las conversaciones que tenemos ni los viajes, ni siquiera cambiaría cuando me llaman la atención o las pequeñas discusiones con mi hermana porque todo lo que hacen es para que aprenda y me convierte en lo que soy.  ¿Por qué debería avergonzarme de ellos?

Evolucionando el abecedario

Después de este post tengo la sensación de que la RAE va a querer denunciarme, pero allá vamos.
Esta mañana estaba hablando con mis padres de idiomas y llegamos a la conclusión de que hay letras que podríamos eliminar del abecedario, ya que hay otras que podría ocupar su lugar sin ningún problema y otras que son algo confusas y habría formas más fáciles de decidir cómo usarlas.
Por ejemplo la G y la J, la G la podríamos usar solo para los sonidos suaves como gato y la J para los fuertes como Juan.
La I y la Y, la Y se usaría solo para cuando suena como en la palabra yoyo.
Y también hemos eliminado algunas letras como: B, C, H, Q, W, Z
Suena algo confuso y sin sentido pero estas letras tienen sonidos parecidos a otras y no es muy difícil sustituirlas.
Y además las frases se ven mucho más divertidas, mirar: La xika kome seresas con elado i jelatina en el parke con su vuena amiga Verta.
Sí, lo sé, se ve rarísimo y hasta duele pero se entiende.
Así que supongo que el título de este post …