martes, 2 de enero de 2018

Empezamos el año con conclusiones

En mi anterior post decidí hacer un pequeño experimento que consistía en no usar el móvil por una semana, básicamente desconectar un poco y ver como me podía afectar, y al final, escribir mi conclusión, pero cuando termine el experimento no supe que escribir.
Esperaba que me resultará más difícil de lo que fue, ya que ahora vivo mucho más lejos de mis amigos que antes y la única forma de comunicarme con ellos es mediante este dispositivo, pero no fue así resulto una semana bastante sencilla, con más tiempo del que normalmente tengo pero fue sencilla.
Por lo que estuve pensando, y llegue a la conclusión de que no había sido tan difícil porque dejé de usar el móvil una semana cualquiera del año, pero ¿Qué habría pasado si hubiera hecho el experimento en Navidad, Año Nuevo o en mi cumpleaños? probablemente lo habría pasado bastante peor.
Así que aunque sigo creyendo que el móvil es una herramienta genial y que nos consume más tiempo del necesario no creo que sea imprescindible o que no podamos vivir sin el durante un tiempo.
¿Qué crees que pasaría si tu hicieras la misma prueba que hice yo?

1 comentario:

  1. Yo no tendría problema respecto de las redes sociales, pero hoy mi móvil es una parte de mi oficina, ya no puedo apagarlo.

    ResponderEliminar