¿Nos lo están contando todo? 2

Seguimos…
Resulta que estos dos hombres eran negros y como es de suponer todo el tema se tomó como un tema de discriminación racial.
Pero insisto en que nada de esto tiene sentido, porque no solo se montó revuelo en ese momento, sino que llegó al punto en el que salió gente a la calle el día siguiente que unas grandes pancartas a pedir que cerraran Starbucks. En mi opinión una medida exagerada para un caso concreto en uno de muchísimos Starbucks, y cuando digo muchísimos son muchísimos, Solo en Gran Vía en Madrid hay tres por cada dos manzanas.
El director de Starbucks terminó pidiendo perdón, despidiendo a la empleada que llamó a la policía y al director de esa tienda y reuniéndose personalmente con los dos hombres afectados, cuando al principio parecía que no habían hecho nada.
Y por último han decidido cerrar por tres horas 8,000 Starbucks.
Sigo diciendo que hay algo que no me cuadra, ¿qué opinas?

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Está esto bien?

Dos lagrimas por Máquina

Butterfly / Mariposa