Sus ojos eran azules


Sus ojos eran azules
Tan azules que parecían caídos del cielo
Pero no tanto como para dar miedo

Con solo un segundo te perdías en su mirada
Eran de un azul que te deja sin aliento
Eran de un azul brillante, no miento

Y no entendí hasta entonces
Lo clavada
Que se puede quedar una mirada

Pues en aquella mañana
Gris y oscura
Sus ojos resaltaban en la penumbra

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Está esto bien?

Dos lagrimas por Máquina

Butterfly / Mariposa